Archivos de la categoría Reciclaje’

11

jun
2015

85 millones de móviles sin reciclar contaminan el medio ambiente

reciclaje-moviles
Cuando cambiamos de móvil, tenemos varias opciones para deshacernos del móvil que dejamos, venderlo de segunda mano o reciclarlo, lo que le daría una segunda oportunidad tanto de uso como de recopilación de materiales para hacer nuevos elementos, o dejarlo olvidado en un cajón.

Según un estudio publicado en la revista International Journal of Life Cycle Assessment (Revista de Análisis del Ciclo de Vida) en Gran Bretaña existen 85 millones de terminales olvidados en cajones, lo que supone un grave problema para el medio ambiente por los tóxicos que emanan, pero también porque esos 85 millones de móviles contienen cuatro toneladas métricas de oro que se están desperdiciando.

En el estudio echan la culpa de este estado a las operadoras de telefonía por no ofrecer incentivos al reciclaje de los terminales, aunque también lo hacen a los consumidores y la desinformación cultural respecto a la contaminación de los objetos electrónicos.

Si se reciclasen todos esos móviles, nos ahorraríamos 84.000 toneladas de dióxido de carbono y seguir destrozando diversos lugares para la extracción de materiales porque un móvil es reciclable al 90%.
Por tanto, una vez más, se demuestra la importancia de reciclar móviles para el medio ambiente.

Leer más

5

mar
2015

7 mil millones de móviles para 2015 y sus consecuencias

coltan-el-mineral-de-la-muerte
Aprovechando uno de los descansos para desayunar, en nuestra pequeña tertulia, uno de nuestros compañeros comentaba que anoche reciclaron uno de los reportajes del programa “En tierra hostil”, concretamente, el que trataba sobre la explotación del coltán para los móviles, y haciéndonos eco del reciente informe de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, queremos mostraros unos datos algo escalofriantes.

Según el informe “The World in 2014: ITC Facts and figures” (El Mundo en 2014: hechos y cifras de la TIC, Tecnologías de la información y comunicación) en 2014 se alcanzó la cifra de 6.915 millones de móviles en uso a nivel mundial y augura que el 2015 esa cifra aumentará hasta los 7 mil millones de móviles, llegando casi a la paridad móvil/humano. Recordemos que actualmente, el mundo cuenta con 7.300 millones de personas.

Ya os hemos contado en varios post de dónde salen los valiosos materiales con los que están hechos nuestros móviles y los conflictos armados que está suponiendo nuestro consumo excesivo de esta tecnología y es que la demanda de estos minerales se incrementa debido a una alta tasa de renovación de terminales móviles, en España, una media de 18 meses, y una baja tasa de reciclaje de móviles. Se calcula que en nuestro país hay casi 100 millones de móviles guardados en los cajones de nuestros hogares.

¿Cuál sería la solución? No es una solución simple porque hay muchos implicados, pero está en nuestra mano poder disminuir esta demanda, por ejemplo, alargando la vida de nuestro móvil, reciclando los móviles viejos o en desuso, y presionando a la marcas para que dejen de adquirir coltán de lugares en conflicto armado por la extracción de los materiales.

Podéis ver el reportaje de “En tierra hostil” para ampliar el tema. Reportaje

Leer más

26

dic
2014

Ooho! La botella de agua comestible y biodegradable

3028012-poster-p-ooho1 (1)

Si miramos la forma de consumir de la sociedad actual, es imposible no percatarse de que el plástico nos rodea. Parece improbable que nos deshagamos de él. Está en todas partes y en la mayoría de los productos que consumimos, tanto es así, que parte del agua que consumimos está ligada al plástico. Concretamente al PET, que si bien es reciclable, no en todo el mundo los sistemas de reciclaje de plástico son tan buenos y la sociedad está tan concienciada como para reciclar todo el PET que se produce.

Sin embargo, existe una alternativa que llega de la mano de tres estudiantes de diseño de Londres que participaron en los premios Lexus de 2013. Se trata de Ooho!, una “botella” biodegradable y comestible, hecha de una membrana gelatinosa a base de algas que se puede hacer, incluso, en casa.

Los estudiantes, Rodrigo García González, Guillaume Couche y Pierre Paslier, creadores de esta “botella” se inspiraron en técnicas de gastronomía molecular, que Ferran Adrià llevó en los años 90 a su archiconocido restaurante, elBulli. Los estudiantes, aplicaron una técnica evolucionada conocida como esferificación, que consiste en encapsular los alimentos con texturas de gelatina, en este caso, agua, que debe congelarse para evitar que se mezcle con los otros ingredientes.

La membrana, que se asemeja a la que recubre las huevas del pescado, están hechas de algas pardas y cloruro cálcico. Su forma es como una gota de agua enorme. Quizá a primera vista no resulte muy apetecible, pero en caso de no querer comerse el envase, no importa porque es biodegradable.

Lo mejor de Ooho! Es que es una alternativa con un muy bajo coste, incluso, la gente podría utilizar este principio para empaquetar su propia agua, pues la eferificación puede hacerse con una gran cantidad de líquidos. De hecho, Ferran Adrià creó un kit para que los aficionados y amateurs utilizaran esta técnica en sus platos.

http://www.veoverde.com/

http://www.designboom.com/

http://www.latam.discovery.com/

Leer más

2

dic
2014

Apostando por la basura cero, los envases comestibles y biodegradables.

Los envases nos acompañan casi desde que el humano es humano y estos han evolucionado en conjunto. Ya en la prehistoria utilizábamos envases naturales, pasando por vasijas de barro y arcilla, tela, madera, cuero, vidrio, papel, cartón… hasta que el plástico llegó a nuestra era. Atrás quedó el ir a rellenar las botellas de leche, cambiar el sifón vacío por uno lleno, ir a la compra con la bolsa de tela, retornar las botellas de Coca Cola…

leche-fresca

En un mundo con un consumismo desmedido, las empresas se han empeñado en hacer de los envoltorios un arte para incitar a comprar su producto y no el de la competencia. Poco ha importado, hasta ahora, el impacto medioambiental que esta práctica desencadenaría.

En la actualidad, se investiga cómo tener envoltorios que no generen basura, y es que en vez de volver a nuestro pasado, no tan lejano (años 80), en el que había poco que reciclar en los contenedores porque ya lo reutilizábamos en casa, debemos adaptarnos a nuestro momento. Ese que nos han hecho creer que es cómodo y está acabando, por ejemplo, con nuestros océanos.

Es difícil volver a los tiempos pasados, pero por suerte, llegan pizcas de cambio. Nuevos materiales, nuevos envases y envoltorios que no nos saquen mucho de lo que estamos acostumbrados. Como es el caso de “PLAPACK” que han creado una nueva generación de plásticos naturales o bioplásticos, compostables y biodegradables o “FUNKIFIBRE” que aprovecha los residuos de la avena para generar bioplásticos bajos en peso, con mucha elasticidad, biodegradabilidad y renovabilidad.

Los bioplásticos que son biodegradables y compostables están bien, pero una rama de la investigación alimentaria ha querido ir a más allá y dejar de lado los residuos, apostando por la no generación de basura, haciendo sus envoltorios comestibles.

WikiFoods comercializa una gama, las WikiPearls, pequeños bocados de yogut, helado, queso, sopas… envueltos en una “piel” hecha de productos naturales, que mantiene fresco el producto que envuelve.

WikiPearl de queso

WikiPearl de queso

WikiPearl de helado

WikiPearl de helado

or su parte, investigadoras de la Univesitat Politècnica de València (UPV) han desarrollado una película, al estilo de las WikiPearls, pero para cubrir quesos blandos, que son totalmente comestibles y tienen propiedades antibacterianas que aumentan la vida útil del producto.

Hasta ahora, el queso industrial se trata con conservantes como la natamicina o pimaricina (E 235) para evitar la aparición de hongos y bacterias. Sin embargo, la película desarrollada por la UPV incorpora quitosano, un subproducto que proviene de las conchas de los crutáceos, así como aceites esenciales romero y orégano como agentes antimicrobianos.

Basura_cero_empaque_comestible

No sabemos si estos productos calarán en el hábito de consumo de la población, pero son una buena alternativa a la cantidad de residuos que generamos en nuestras compras del día a día. Otra opción es comprar los productos a granel, tal y como se hacía antaño y en las tiendas de barrio, donde además reactivaremos la economía local.

Leer más

6

nov
2014

La ONU advierte que la basura electrónica es una bomba ecológica

Vertedero de basura electrónica de Agbogbloshie, Accra, Ghana.                           Foto: Cosima Dannorizter

Vertedero de basura electrónica de Agbogbloshie, Accra, Ghana. Foto: Cosima Dannorizter

Desde nuestra posición, no es muy difícil darse cuenta de la razón que tiene la ONU en cuanto a la basura electrónica. Ellos advierten de que millones de móviles, cámaras digitales y demás artilugios acaban en la basura común. Pero el problema es aún mayor, ya que va creciendo año a año. Si en el año 2000 se produjeron alrededor de 10 millones de toneladas de desechos electrónicos, en la actualidad son unos 50 millones. Para hacer una equivalencia, eso serían 8 veces el peso de la gran pirámide egipcia de Guiza.

3430914355_f11f2c1236_z

Esta cifra significa que cada habitante del planeta genera una media de siete kilos de basura electrónica y se calcula que en los próximos tres años esos residuos aumente en un tercio (no queremos pensar en el año 2050 cuando la población mundial alcance dos billones más de personas) aunque la basura generada depende de la riqueza y consciencia ambiental de cada país. Así, los cataríes generan alrededor de 63 kilos por persona, 30 los estadounidenses, 23 los alemanes, 18 los españoles, 9 los mexicanos, 7 los brasileños, hasta los 620 gramos que genera un maliense.

La peligrosidad de estos aparatos, una vez terminada su vida útil, que cada vez es más corta, reside en sus componentes, sobre todo los metales pesados, como el plomo, mercurio, cadmio o zinc, los cuales pueden acabar filtrándose en la tierra, perjudicando el medio ambiente y la salud de los humanos. Es por eso, que su correcto reciclado es tan importante, aunque sólo se hace de una mínima parte, según denuncian Naciones Unidas y grupos de protección medio ambiental.

La Oficina de Naciones Unidas para el Desarrillo Indsutrial (ONUDI), con sede en Viena, calcula que en 2016 los países en desarrollo producirán más basura electrónica que los industrializados. Un desafío añadido porque estas naciones cuentan con menos medios para abordar el problema.

Para intentar dar respuesta a esta situación, la ONU ha lanzado la Iniciativa StEP, con el fin de promover la reutilización y aumentar el ciclo vital de los productos electrónicos, que actualmente, tienen una fecha de caducidad, conocida como obsolescencia programada, algo que en Francia están a punto de prohibir.

Ruediger Kuehr, secretario ejecutivo de StEP, reconoce que aunque este es un problema medioambiental subestimado, al menos comienza a figurar en la agenda política internacional. “Estamos muy al inicio, por el momento no podemos decir que estemos en el buen camino, pero al menos está abriéndose paso en la agenda política”, explica Kuerh. “Quienes toman decisiones políticas, como los Gobiernos, son conscientes de que esto es una bomba de relojería y de que se deben tomar decisiones”, asegura.

El problema afecta a todos los países, no sólo a los que reciben la basura ilegalmente, porque en los países ricos tampoco se recicla lo suficiente, falta concienciación sobre el problema, en parte por la poca información acerca de cómo se reciclan estos aparatos y en parte porque, al menos en España, se dificulta su reciclado. Normalmente, para reciclarlos hay que desplazarse hasta un punto limpio, que se encuentra en las afueras de las ciudades. Además, se tiene una visión equivocada de los peligros. “Los consumidores (en los países industrializados) no son del todo conscientes del desafío que supone la basura electrónica”, ya que consideran que un problema lejano, que afecta a quienes desmantelan los equipos de forma rudimentaria en África o Asia.

descarga

Y aunque esto es un tipo de reciclaje, también supone un problema. Los que “reciclan” estos aparatos en África o Asia, se enfrentan a la no infraestructura para hacerlo y lo realizan precariamente, contaminando el aire y poniendo en riesgo su propia salud.

Kuerh afirma que algunas empresas tecnológicas han comenzado a tomar “cierta responsabilidad sobre la basura electrónica generada” mediante distintos programas como Nokia o Apple, pero carga sus críticas al consumidor que demanda tecnología al menor coste.

Hay que criticar al consumidor, que sólo quiere la última tecnología por  muy poco dinero. Y eso se traduce en que es muy difícil reparar o es de muy baja calidad, lo que reduce la vida de estos productos”, subraya.

Para este experto, el objetivo a largo plazo es “cerrar el ciclo y llegar a un modelo sostenible”, en el que la empresas puedan crear nuevos productos reutilizando materiales antiguos. Por ejemplo, de los móviles, es reciclable el 90% de sus materiales, lo mismo ocurre con los ordenadores. En su mayoría es plástico, pero también oro, plata y platino, lo que también se traducirían en una menor explotación de la tierra para adquirir dichos materiales.

Otro problema con el que se han topado es la exportación ilegal de basura electrónica desde los países ricos a África y Asia, al menos 250.000 tonelada de basura electrónica salen de Europa cada año de forma ilegal a vertederos como el de Acra en Ghana o Guiyu en China.

En definitiva, es un trabajo de todos, ciudadanos, gobiernos y empresas. Hay que concienciar, pero también poner facilidades.

Leer más

9

oct
2014

¿Demasiada tecnología y gente sin ganas de reciclar?

650_1000_ara2

Aunque cada día estamos más concienciados, la opción de reciclar los móviles viejos, todavía, es poco conocida. Además, la naturaleza humana nos hace desear lo mejor de lo mejor, independientemente de si es necesario o si verdad lo necesitamos. Parece que fue ayer cuando salió el iPhone 5s y ya todos quieren actualizarse al iPhone 6 porque el anterior está más que obsoleto.

Cada año los fabricantes hacen que su propia tecnología se quede obsoleta porque ha salido un nuevo modelo con mejores prestaciones, y ahí estamos nosotros ansiosos de gastarnos el dinero en comprarlo, sin pensar en qué vamos a hacer con lo que ya tenemos. Aunque cada día vamos avanzando y la sociedad se va concienciando más acerca de reciclar su móvil viejo, todavía hay una gran mayoría que sigue teniendo los móviles viejos guardados en un cajón.

La solución a este problema podría pasar por un teléfono sostenible, por un teléfono modular como el Project Ara o por un sistema que facilite el reciclado de los materiales. Las tres opciones son válidas, aunque cada una va por su cuenta.

Por un lado, tenemos el teléfono móvil modular, al que le queda poco para ver la luz y que podrá mantener su vida útil en el tiempo gracias a que cada uno podrá tener los módulos de la capacidad, calidad y tamaño que prefiera, así no habrá que desechar el móvil entero, sólo las partes que no se quieran.

Por otro, Closed Loop Emotionally Valuable E-waste Recovery Project (Clever) y sus científicos están trabajando en la forma de eliminar los residuos de los móviles de forma conjunta. Además, están trabajando en un prototipo de móvil modular, parecido al Project Ara pero, con la salvedad de que estos módulos sean biodegradables y más fáciles de desmontar.

No obstante, aunque estas opciones son muy interesantes y esperamos verlas funcionando, es bueno saber que la tecnología para reciclar móviles con sus materiales y su reutilización, sigue estando ahí. El problema es que todavía no es muy conocida esta opción y la mayoría de los móviles terminan en un cajón almacenando polvo.

Leer más

6

oct
2014

Cómo reducir la contaminación en la fabricación de cerveza, Brujas y su “cerveceoducto”

In Bruges, they deliver the beer by pipeline Lloyd Alter (@lloydalter) Business / Green Investments September 30, 2014 Share on Facebook Bruges CC BY 2.0 In Bruges/ Wikipedia

CC BY 2.0 In Bruges/ Wikipedia

La ciudad medieval de Brujas, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que traduce en que es “un ejemplo sobresaliente de un tipo de edificio, conjunto o paisaje arquitectónico o tecnológico, que ilustra una etapa significativa en la historia de la humanidad”, por lo tanto debe quedar intacta y apenas se puede hacer modificaciones. Así que si eres una cervecería que data de 1564 con fabricación propia y quieres comprometerte con el medio ambiente, se te pueden ocurrir muchas ideas, como un conducto de que vaya directo desde la fábrica hasta la cervecería.

Eso es lo que va a hacer la Cervecería De Halven Maan, que por expansión del negocio construyó una nueva fábrica a 3 kilómetros de Brujas y han estado funcionando como antaño, con camiones que transportaban la cerveza de la fábrica a la cervecería.

De Halve Maan brewing vats.  De Halve Maan

De Halve Maan brewing vats. De Halve Maan

Este año han conseguido la aprobación para construir este gaseoducto entre la cervecería y la fábrica contribuyendo a evitar más contaminación con el transporte de la cerveza, donde hasta ahora utilizaban unos 500 camiones al año. Ahora, serán sustituidos y llegarán 6.000 litros de cerveza cada hora y se reducirán de forma considerable las emisiones de carbono.

“Con el tiempo, con este innovador plan de inversión se reduciría la cantidad de transporte de camiones de gran tonelaje en un 85%”, dice Franky Dumon, el regidor de la ordenación del territorio que aprobó el proyecto en nombre del consejo de la ciudad. “Es un ganar-ganar para todos”

Los residentes de Brujas estarán encantados de tener el oleoducto cuando este se rompa y haya una rotura en la tubería ¡Cerveza gratis para todos!

Información vía Wired

Leer más

19

sep
2014

El reciclaje de móviles ayudaría a disminuir la minería

reciclaje-telefonos-moviles

Nos encanta encontrar estudios y noticias en las que se demuestra que reciclar móviles es conveniente para evitar contaminar y también para disminuir la minería que tantos lugares ha transformado.

En Reciclago nos dedicamos a recomprar los móviles que están en desuso y una vez están en nuestro poder, recuperamos los que se puedan salvar y los volvemos a reutilizar, y en caso de que no se puedan rescatar, los reciclamos según la normativa europea RAEE para que se puedan extraer todos los componentes que se pueden volver a utilizar como plásticos, oro, plata, cobre…

Según Umicore, bastan 35 móviles viejos para conseguir hasta 300 gramos de oro. Mientras que los geólogos afirman que de una tonelada de mineral se obtiene un gramo o dos de oro.

Ahora bien, el oro que hay en los circuitos de los móviles está disperso y hay que acoplarlo, aunque esta tarea parece que cada vez más fácil, gracias al micelio, una masa de filamentos que forman parte de los hongos y ayuda a la recolección de oro en los móviles reciclados.

Sin embargo, la industria minera no ha dudado en contraatacar afirmando que el oro que contiene un teléfono cuesta un 1 dólar y por lo tanto, sería mucho más costoso iniciar una industria del reciclaje móvil.

No obstante, también hay voces a favor como el hasta ahora comisario europeo para el medio ambiente, Janez Potocnik, que afirmó que con la cantidad de basura electrónica europea se podrían sacar hasta 600 millones de toneladas de minerales y reutilizarlos e introducirlos de vuelta a la economía, avanzando a una sociedad sin desperdicios.

El pero a todas estos datos, es que si bien reciclar móviles contribuye a obtener materiales como oro, plata, cobre, etc, no sería suficiente para acabar con industria minera (se necesitarían reciclar unos 300 millones de móviles al día), pero si  sería suficiente para disminuirla y dejar de destrozar lugares maravillosos.

Leer más

15

sep
2014

Los materiales preciosos de la basura electrónica supera a las extracciones mineras

Foto Universidad de Naciones Unidas

Foto Universidad de Naciones Unidas

En un post anterior os mostrábamos una infografía de un estudio en el que se decía que con 10 kilos de teléfonos reciclados se podría hacer un anillo de oro, y ahora, un estudio de la Universidad de Naciones Unidas en colaboración con la Iniciativa Global de Sostenibilidad Electrónica demuestran que la proporción de oro contenida en la basura electrónica es mucho mayor que el promedio de origen minero.

En este estudio realizado con el objetivo de promover el reciclaje de material electrónico, se estima que la cantidad de oro contenido en productos electrónicos de consumo en todo el mundo supera las 320 toneladas, mientras que el de plata, alcanzaría las 7.500 toneladas.

Según el informe, los aparatos electrónicos como teléfonos móviles, ordenadores, televisores, etc, contienen una enorme cantidad de metales preciosos, pero su reciclaje es muy bajo. Un estudio realizado por Instituto Jane Goodall sitúa la tasa de reciclaje de móviles en España en un 5% teniendo en cuenta que en nuestro país se dejan de utilizar unos 20 millones de terminales (según Recyclia), es una tasa muy baja.

De acuerdo con la investigación de las Naciones Unidas, una tonelada de placas electrónicas contiene hasta 200 gramos de oro y una tonelada de teléfonos móviles contendría hasta 300 gramos, mientras que en las extracciones mineras sólo se encuentra un promedio de 5 gramos por tonelada de material extraído.

Esto significa que el contenido de oro de en la basura electrónica es entre 40 y 60 veces mayor que en las minas, lo que nos hace reflexionar acerca del reciclaje de los aparatos electrónicos. En el presente sale mejor reciclar estos viejos aparatos que seguir explotando el planeta, que está al borde de sus límites.

¿Os animáis a reciclar los móviles viejos y que ya no usáis? No importa si son muy viejos, de ellos se puede recuperar hasta un 93% de sus materiales para posteriormente reciclarlos.

Leer más

16

jun
2014

Heinz y Ford quieren fabricar coches con tomate

El tomate, fruto de la tomatera, que es una baya casi roja, de superficie lisa y brillante, en cuya pulpa hay numerosas semillas, algo aplastadas y amarillas (RAE). Cuenta con numerosos beneficios para nuestra salud, sirve para cocinar y para hacer kétchup, cuyos residuos podrían sustituir al plástico derivado del petróleo, y es que, por raro que parezca, el tomate es una materia prima alternativa a los materiales sintéticos.

En principio, no se trata de cultivar tomates a gran escala destinados a este uso, pues supondría una amenaza a la seguridad alimentaria, sino utilizar los desechos de los mismos en la industria alimentaria. Al menos ese es el objetivo de Heinz y Ford, reciclar los dos millones de toneladas de tomate sobrantes en la fabricación de kétchup y convertirlas en piezas de coches como la guantera y demás partes que actualmente son de plásticos derivados de petróleo.

Ford-TOMATO-INFOGRAPHIC-e1402582912249

Ford explica que en este proyecto están involucradas, aparte de Heinz, Coca-Cola, Nike y Procter & Gamble para intentar crear “un plástico de origen 100% vegetal, y que pueda ser utilizado para todo, desde tela hasta envasados”, es decir, transformar estos residuos en materiales sostenibles que, con suerte, acabarían teniendo aplicaciones también fuera de la industria automovilística.

La clave de la investigación es hacerla económicamente viable para que finalmente la producción de coches sea más sostenible con el medio ambiente.

Leer más

Page 1 of 212