Archivos de la categoría Tecnología’

15

sep
2014

Los materiales preciosos de la basura electrónica supera a las extracciones mineras

Foto Universidad de Naciones Unidas

Foto Universidad de Naciones Unidas

En un post anterior os mostrábamos una infografía de un estudio en el que se decía que con 10 kilos de teléfonos reciclados se podría hacer un anillo de oro, y ahora, un estudio de la Universidad de Naciones Unidas en colaboración con la Iniciativa Global de Sostenibilidad Electrónica demuestran que la proporción de oro contenida en la basura electrónica es mucho mayor que el promedio de origen minero.

En este estudio realizado con el objetivo de promover el reciclaje de material electrónico, se estima que la cantidad de oro contenido en productos electrónicos de consumo en todo el mundo supera las 320 toneladas, mientras que el de plata, alcanzaría las 7.500 toneladas.

Según el informe, los aparatos electrónicos como teléfonos móviles, ordenadores, televisores, etc, contienen una enorme cantidad de metales preciosos, pero su reciclaje es muy bajo. Un estudio realizado por Instituto Jane Goodall sitúa la tasa de reciclaje de móviles en España en un 5% teniendo en cuenta que en nuestro país se dejan de utilizar unos 20 millones de terminales (según Recyclia), es una tasa muy baja.

De acuerdo con la investigación de las Naciones Unidas, una tonelada de placas electrónicas contiene hasta 200 gramos de oro y una tonelada de teléfonos móviles contendría hasta 300 gramos, mientras que en las extracciones mineras sólo se encuentra un promedio de 5 gramos por tonelada de material extraído.

Esto significa que el contenido de oro de en la basura electrónica es entre 40 y 60 veces mayor que en las minas, lo que nos hace reflexionar acerca del reciclaje de los aparatos electrónicos. En el presente sale mejor reciclar estos viejos aparatos que seguir explotando el planeta, que está al borde de sus límites.

¿Os animáis a reciclar los móviles viejos y que ya no usáis? No importa si son muy viejos, de ellos se puede recuperar hasta un 93% de sus materiales para posteriormente reciclarlos.

Leer más

16

jun
2014

Heinz y Ford quieren fabricar coches con tomate

El tomate, fruto de la tomatera, que es una baya casi roja, de superficie lisa y brillante, en cuya pulpa hay numerosas semillas, algo aplastadas y amarillas (RAE). Cuenta con numerosos beneficios para nuestra salud, sirve para cocinar y para hacer kétchup, cuyos residuos podrían sustituir al plástico derivado del petróleo, y es que, por raro que parezca, el tomate es una materia prima alternativa a los materiales sintéticos.

En principio, no se trata de cultivar tomates a gran escala destinados a este uso, pues supondría una amenaza a la seguridad alimentaria, sino utilizar los desechos de los mismos en la industria alimentaria. Al menos ese es el objetivo de Heinz y Ford, reciclar los dos millones de toneladas de tomate sobrantes en la fabricación de kétchup y convertirlas en piezas de coches como la guantera y demás partes que actualmente son de plásticos derivados de petróleo.

Ford-TOMATO-INFOGRAPHIC-e1402582912249

Ford explica que en este proyecto están involucradas, aparte de Heinz, Coca-Cola, Nike y Procter & Gamble para intentar crear “un plástico de origen 100% vegetal, y que pueda ser utilizado para todo, desde tela hasta envasados”, es decir, transformar estos residuos en materiales sostenibles que, con suerte, acabarían teniendo aplicaciones también fuera de la industria automovilística.

La clave de la investigación es hacerla económicamente viable para que finalmente la producción de coches sea más sostenible con el medio ambiente.

Leer más

11

jun
2014

Carreteras para generar energía

carreteras solares roadways

Scott y Julie Brusaw, pareja de científicos comprometidos con el medio ambiente han desarrollado una idea basada en la energía solar. Se trata de unos paneles modulares que pueden servir de pavimento para carreteras y que son capaces de acumular energía para luego enviarlas a las poblaciones colindantes.

El proyecto Solar Roadways nació con el objetivo de sustituir las carreteras convencionales por paneles fotovoltaicos capaces de soportar el peso de los vehículos, incluso de los camiones, conferirles un agarre similar y que pueden llevar los vehículos eléctricos que circulen por ellos, también generar energía para abastecer a la población e impedir que se formen placas de hielo.
Para Scott Brusaw, la idea no es nueva, ya que empezó a madurarla de niños, a principio de los años 60 (dice guardar algunos dibujos de entonces), pero no es hasta 2009 cuando él y su mujer Julie comenzaron a construir el primer prototipo.

Parece que los beneficios están claros, aunque hay muchos escépticos que califican la idea de locura.

En cualquier caso, de hacerse realidad, la utilización de los combustibles fósiles se vería disminuida, gracias a que estos paneles serían una fuente de generación de energía y por lo tanto se reducirían las emisiones contaminante. A esto hay que sumar que la utilización de los vehículos eléctricos se podría potenciar ya que la carga de estos sería más fácil, pues se cargarían al pasar por la carretera.

Aunque los responsables de Solar Roadways reconocen que fabricar paneles solares es más costoso que asfaltar una carretera, están seguros de que con el tiempo se pueden generar suficientes ingresos como para hacerlos rentables, no solo por la generación de electricidad, sino también por la posibilidad de insertar mensajes visuales, como publicidad.

Smart Highway

Pero este, no es el único proyecto de convertir nuestras carreteras en carreteras inteligentes. En Holanda existen otros prototipos, recién estrenados y en funcionamiento. De momento muestran los bordes de las carreteras de la ciudad de Oss. Este proyecto es menos eficiente, pero en un futuro se pretende que sirva para eliminar las clásicas farolas situadas a los lados de las vías, siendo remplazadas por marcas que absorben la luz del día y se iluminan en la oscuridad mostrando el clima, por ejemplo, lluvia, hielo y diferentes señales viales.

Leer más

Page 2 of 212