19

nov
2014

El olivino, una roca con la posibilidad de salvar el planeta

roca-olivino-mn2-ind

La contaminación en el mundo proviene de varias esferas, los plásticos, vertidos, tóxicos, etc, pero el que quizá está más presente en lo que vemos y sentimos día a día, es la contaminación atmosférica por CO2, causante del calentamiento global.

Según Olaf Schuiling, un geoquímico holandés retirado, la solución al calentamiento global está en el olivino, un mineral de tonalidades verdes, que es capaz de absorber el CO2 del aire y que está presente de manera abundante en la tierra.

Este mineral lleva haciéndolo desde hace millones de años, sin embargo, para que esto se pudiese hacer en nuestros días es necesario esparcir el mineral por los campos, playas, caminos, etc. “Espolvoree esta piedra triturada y a la larga se retirará suficiente dióxido de carbono para reducir el ascenso de las temperaturas globales” dijo Olaf al diario The New York Times.

“Que la tierra nos ayude a salvar a la Tierra”, dijo el Dr. Schuiling, que lleva con esta idea desde hace varias décadas y que a sus 82 años, sigue escribiendo artículos sobre el tema en su despacho de la Universidad de Utrech.

La idea del Dr. Schuling es una de las varias de geoingeniería que ya hay para reducir los niveles de CO2. Sin embargo, hay otras más rápidas y más factibles, pero con más riesgos, como la creación del equivalente a una sombrilla en todo el planeta por la dispersión de gotas reflectantes en la estratosfera o la pulverización de agua de mar para crear más nubes sobre los océanos.

Stratospheric Particle Injection for Climate Engineering via Wikipedia

Stratospheric Particle Injection for Climate Engineering
via Wikipedia

Nadie puede decir con seguridad si la geoingeniería funcionaría, pues muchos enfoques son vistos como poco prácticos, por ejemplo, utilizar el olivino llevaría décadas y tampoco se sabe el impacto medioambiental que tendría su extracción, transporte y tratamiento de los miles de millones de toneladas que se necesitarían.

Además, algunas voces en contra de este tipo de ideas alegan que esto distraería del principal objetivo, que es reducir las emisiones de dióxido de carbono, que son las causantes del cambio climático.

No obstante, podría ser un complemento más para la lucha contra calentamiento global en conjunto con la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *